Os enseño nuestro taller, tenemos todo lo que necesitamos para acabar los food truck.

Guardamos las piezas que sobran y compramos repuestos para nuestra flota cuando los encontramos. Siempre que los necesitas no tienes y hemos decidido ir comprando lo que más usamos y lo que nos cuesta mucho encontrar.

Parece que es un caos pero sabemos lo que tenemos o por donde puede estar. Pensaréis que tenemos “síndrome de Diógenes” pero es imposible tener un taller en perfecto estado de revista. No tiramos ninguna pieza, pueden servir para el próximo food truck. La soldamos, limamos y adaptamos para que puedan seguir funcionando.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies